Comparativa de reproductores – Tercera Parte: Xuelin iHIFI 770 y iHIFI 960

Xuelin
Xuelin IHIFI 770

Comparativa de reproductores – Tercera Parte

Saludos nuevamente, lectores, lectoras y ¿lectoros?

Os traemos hoy la tercera entrega de esta incursión por los entresijos tanto hardwarianos como softwerianos de los reproductores de audio que han ido haciéndose hueco en el panorama de escucha portátil musical, aderezado con las pertinentes comparativas en perfil y calidad sonora de los mismos. Para todos aquellos rezagados que no hayan leído todavía las anteriores entregas, o para los recién llegados que acaben de encontrarse de forma fortuita con un enlace a esta entrada, aquí van unos para la primera parte y la segunda.

En esta ocasión os traemos a dos hermanos de la compañía Xuelin: El pequeño iHIFI 770 y el gargantuoso iHIFI 960.

Como siempre, sea por pura diversión o para resolver dudas existenciales, esperamos que disfrutéis de la lectura, por lo que no nos vamos a entretener más, ¡ahí va!

De nuevo, toda comparativa sonora se ha hecho equiparando los reproductores con un sonómetro, utilizando archivos .FLAC y con los siguientes auriculares:

  • SoundMagic HP200
  • Focal Spirit Professional
  • Hifiman RE-400
  • VSonic VC1000

Y del mismo modo, las piezas musicales también repiten, siendo por tercera vez consecutiva:

  • Alice Cooper – Alma Mater
  • Beethoven – Sonata Claro de Luna, 3º Movimiento
  • Depeche Mode – Enjoy the Silence
  • Dire Straits – Money for Nothing
  • Hirofumi Murasaki – Salsa de Pepperouchau -Fiesta de los Amigos-
  • Justice – Genesis
  • Midnight Juggernauts – Lara Versus the Savage Pack
  • Patricia Barber – The Moon
  • Queen – The Prophet’s Song
  • Stevie Wonder – Superstition
  • The Coral – Dreaming of You

¡En marcha pues!

Xuelin iHIFI 770

Xuelin

Construcción y presentación

El Xuelin iHIFI 770 es un reproductor con una presentación sobria y elegante, con una caja muy agradable a la vista y al tacto. La imagen del reproductor en el frontal no es a tamaño real, al contrario que sí ocurre con las cajas de los FiiO X3 y X5, con lo cual no te haces una idea real del reproductor hasta que lo abres, pero tampoco es un error como para solicitar rodamientos de cabezas. Al menos, no desde mi punto de vista, todo aquel que guste del sadismo seguramente encuentre excusas para pensar lo contrario.

El reproductor en sí es de unos 117 mm de alto, 64 de ancho y unos ínfimos pero gratamente hermosos 8.8mm, acompañados de nada más y nada menos que 103 gramos de peso. Cuando lo coges prácticamente parece que estés sosteniendo un paquete de plumas envuelto en papel cebolla, o que hayas obtenido de forma espontánea un aumento de fuerza sobrehumana y ahora todo aquello que sostengas no signifique nada en absoluto, pero no, realmente es que es así de ligero. En apariencia recuerda a un móvil actual, pero de los más finos, tanto por tamaño como por forma y por los acabados del mismo, con un frontal cristalino y reluciente.

La parte trasera parece muy robusta, con esos tornillos que tiene en la parte superior y ese acabado mate, aunque la parte delantera, al estar cubierta completamente de cristal, da la sensación de ser más frágil.

Xuelin

Xuelin

En cuanto a los contenidos, Xuelin en este caso ha optado por lo básico: cable USB, funda de cuero simple (con adhesivo para colocar el reproductor de forma permanente si así se desea) y una carta que desgraciadamente no es una declaración de amor de la compañía ni una recopilación de poemas o proverbios chinos, si no los necesarios manual y tarjeta de garantía del producto (aunque, más bien, lo que inica la tarjeta es un pase “VIP” con un número de socio asociado, que todavía estoy intentando descrifrar exáctamente qué puertas secretas abre).

Sobre conexiones, el iHIFI 770 es nuevamente escueto y sencillo: un panel táctil frontal, una ranura microSD en el lateral izquierdo acompañado de un puerto de reseteo, y en la parte superior el puerto microUSB, el botón de apagado/encendido y no una, si no dos salidas de auriculares. No, no me he equivocado y una es una salida de línea o coaxial, en Xuelin decidieron añadirle al reproductor dos salidas amplificadas para auriculares, cada una con un perfil de sonido algo distinto.

Manejabilidad

Xuelin

El panel táctil que comentábamos es con el que se maneja el reproductor. Está dividido en 6 secciones, que son, en orden de izquierda a derecha, divididos en dos hileras: Botón de OK/Reproducción y botón de vuelta atrás, botones de retroceso y avance de pista y botones de subida y bajada de volumen.

El botón de OK/Reproducción no tiene la función de pausa de pista, aunque eso sea lo que nuestro instinto nos dice de buenas a primeras, si no que de eso se encarga el botón de encendido/apagado que hay en la parte superior del reproductor: un toque ligero pausa/reanuda la pista, mientras que un toque prolongado apaga el reproductor (o lo enciende, si está apagado, por supuester). Los botones táctiles responden bien, aunque en alguna ocasión he tenido que volver a darle a alguno porque a pesar de haberse iluminado (señal de que ha detectado la pulsación) no ha procesado la orden.

Además de eso, la distribución de los mismos puede hacerse un poco liosa al principio, como ocurre en el FiiO X3: en más de una ocasión he querido seleccionar una pista y le he dado al botón de retroceso, o he querido pausar y en vez de darle al botón superior le he dado al de OK o al de retroceso, etc. Como siempre, es una cuestión de acostumbrarse, pero los primeros minutos con el aparato pueden ser bastante frustrantes.

Funcionalidad y respuesta

Xuelin

Al igual que ocurre con los iBasso que hemos visto en las anteriores entradas, los Xuelin tampoco se pausan automáticamente al quitarle los auriculares, pero sin embargo, este reproductor no cuenta con las opciones USB DAC o USB OTG con la que sí que cuentan otros.

Mientras el reproductor tenga la pantalla apagada está “bloqueado”, y al pulsar los botones del panel táctil estos se iluminarán pero no ejecutarán ninguna de las opciones que le indiquemos; para ello hay que pulsar el botón de encendido/apagado, con lo que se enciende la pantalla y el reproductor vuelve a estar “en activo”. Hablando de la pantalla, esta es bastante simple: no tiene mucha luminosidad ni contraste y el cristal refleja bastante, por lo que en ambientes muy luminosos puede ser incluso más complicado que en otros reproductores ver lo que se enseña en ese momento. Aclaro que yo no he tenido mayor problema, pero un destello fugaz en el momento más inoportuno puede acarrear momentáneos instantes desagradables.

La interfaz del reproductor es muy sencilla: “Music”, “Explorer” y “Settings” aparecen en pantalla tras la presentación de bienvenida, y nada más, no existe ninguna otra opción. La diferencia entre Music y Explorer es prácticamente irrelevante, ya que el reproductor no permite la navegación por etiquetas, simplemente dentro de “Music” se encuentra la opción “Now Playing” y el mostrar todas las canciones al unísono en vez de ver las carpetas de música que tenemos. Al contrario que otros reproductores los archivos .flac+.cue los muestra tal cual están en la carpeta, como archivos separados, pero al reproducir el .flac sí que nos aparece en pantalla las separaciones entre pistas que posee el archivo, a pesar de que si avanzamos rápido dentro del mismo lo sigue tratando como una única pista, es bastante curioso.

Xuelin

El reproductor se enciende automáticamente al conectarlo al PC aunque esté apagado, y nos presenta la posibilidad de elegir entre almacenamiento masivo o cargar el dispositivo mientras seguimos utilizándolo; a parte de esto, el Xuelin 770 no tiene la función gapless, no muestra carátulas en pantalla (ni al reproducir música ni en vista previa al navegar por las carpetas) y no muestra las carpetas en orden alfabético, curiosamente, pero tampoco tiene nada de hiss de fondo ni he percibido ningún *pop* al encender o apagar el aparato.

La duración de la batería me ha parecido bastante correcta, superando ampliamente las 10 horas, alrededor de las 14 diría, por lo que es uno de los reproductores que más aguantan con diferencia, el que más junto al X3.

Sonido

El sonido del Xuelin es un sonido que seguro que engancha a muchos: tiene una escena enorme, muy buena separación de instrumentos y es potente e impactante, con un bajo un poco subido y retumbón comparado con reproductores con un sonido totalmente plano. Hay que tener en cuenta que las dos salidas de auriculares tienen un sonido distinto: la salida “A”, a la izquierda, tiene un sonido que intentar acercarse más a la neutralidad, mientras que la salida “B”, a la derecha, saca un sonido más “divertido”, ensalzando graves y agudos pero sin perder detalle.

Aún así, aunque no sea una diferencia abismal, tengo que volver a insistir en que el bajo del Xuelin 770 lo noto más enfatizado que en otros reproductores: en el tema Money for Nothing de Dire Straits el subgrave de todos los instrumentos es más retumbón que en el Hifiman HM700, el cual a su vez ya me parecía que tiene un poco resaltadas las frecuencias bajas. La cajas de la batería a pesar de esto me da la sensación de que tienen menos pegada, quizás porque el grave se coma un poco el protagonismo, pero sin embargo la escena es muy amplia y queda todo muy aireado, y la separación instrumental es excelente, el cencerro lo percibo mejor que en reproductores como el X3 o el iBasso DX50.

En el tema Salsa de Pepperouchau la escena se repite: el bajo es ya de por sí un instrumento protagonista en esta canción, y este reproductor lo enfatiza más, convirtiéndolo en la estrella del baile, con un subgrave más retumbón que hace que se coma un poco al resto de participantes. La escena en cambio es amplísima y muy posicional, hay unas maracas hacia el minuto 2 que puedes percibir perfectamente dónde están y cómo las están moviendo, pero sin embargo en el resto de la canción se me hace más difícil de distinguir las maracas que hay en el fondo, seguramente una vez más porque el grave es un pelín intrusivo.

Por poner más ejemplos, en el tema Dreaming of You de The Coral el resultado con el Xuelín es muy bueno: las distorsiones de la guitarra se distinguen de maravilla, diría que mejor que en el FiiO X3 o el iBasso DX50, y gracias una vez más a la escena hay detalles de la guitarra del fondo que se perciben más claramente. El bajo vuelve a estar enfatizado, pero no he notado que en este tema sobresalga por encima del resto de instrumentos debido a ello ni que se vuelva mínimamente intrusivo.

En el tema de Patricia Barber la textura de cada instrumento es muy buena, riquísima en detalles, se nota más cuál es cuál y qué está haciendo en cada momento el músico, comparado con el HM700, y la escena le da mucha “espacialidad” a la voz, se nota con mucho eco y “aire”. En Claro de Luna las notas más rápidas las resuelve con mucha soltura, es un reproductor al que no le dan miedo las partes frenéticas, y una vez más la escena es excelente, puedes posicionar en cada momento la mano del pianista, notar cómo se va moviendo por el teclado. Las notas bajas, en cambio, al ser algo más retumbonas están más presentes pero sin embargo parece que se distinguen algo menos, como si se difuminasen un poco y costase más distinguirlas entre sí que con otros reproductores.

Dejando de lado ya las cavilaciones sonideras, algo que hay que tener en cuenta con el iHIFI 770 es que sí, reproduce archivos 24bit/192kHz como indica en la caja, para aquellos interesados, pero sin embargo esto sólo lo hace con .WAV. Si intentamos reproducir por ejemplo un FLAC con 24 bits de profundidad el resultado será un simpático sonido estridente de estática en nuestros oídos, o bien un silencio absoluto, según he podido comprobar dolorosamente (en el primer caso) o incrédulamente (en el segundo).

A parte de eso, otro punto clave del Xuelin es su potencia: debe de tener algo más que el Hifiman HM700, el cual es el reproductor con menos potencia de las tres partes de la comparativa, y al no disponer de salida de línea ninguno de los dos a pesar de ser los menos potentes, acompañarlos de un amplificador portátil de auriculares no es viable. Aún así, tiene más que cualquiera de los móviles del mercado y es más que suficiente para cualquier IEM, auriculares portables e incluso para los orejeros que no sean demasiado exigentes. Los SoundMAGIC HP200 podía moverlos incluso con grabaciones de alto rango dinámico/bajo volumen, aunque eso sí, dando todo lo que puede dar de sí, volumen al máximo.

Conclusiones

Por 170€ el Xuelin iHIFI 770 es un reproductor con un sonido espectacular, ganando en escena y separación al FiiO X3 y el iBasso DX50, ambos de 200€, aunque su respuesta es algo menos plana que la de estos, incluso desde la salida de auriculares más neutral. Pero sin embargo, el hecho de disponer de dos salidas de auriculares con diferente perfil puede ser algo que aquellos que disfrutan de la ecualización o de utilizar auriculares con diferente perfil para según qué genero musical acojan con los brazos abiertos y lágrimas de felicidad en los ojos.

El manejo táctil es algo que algunos adorarán y otros odiarán, y el no disponer de funciones USB DAC ni OTG, así como tampoco de salida de línea a pesar de la menor potencia en comparación puede ser determinante para muchos, pero para los que esto no sea relevante pueden encontrar en el iHIFI 770 una auténtica joya del sonido portable.

Xuelin iHiFi 960

Xuelin

Construcción y presentación

El Xuelin iHIFI 960 fue lanzado antes que el 770, aunque a modo de reproductor estrella de la casa, máximo exponente de la reproducción portátil Xuelin, soberano del sonido de la marca. Por aquel entonces parece que a la casa le importaba más el estilo “premium” y grandilocuente que la sobriedad y la elegancia, y eso puede verse claramente en la presentación del producto, con una enorme caja/maletín de cuero de unos 28’5 cm de largo, casi 19 de ancho y prácticamente 9 de alto.

Impacta. Impacta desde el primer momento en el que la ves, y te hace cuestionarte no el sentido de la vida, pero sí qué demonios es eso que hay dentro de ese fortín que custodia con tanto afán su interior.

Y entonces lo ves:

Xuelin Xuelin

El reproductor, todavía más protegido, con una bolsa de plástico, junto a al adaptador jack 3’5 a 6’3 y el transformador para la carga del aparato.

Y no sólo eso, a parte del propio reproductor, Xuelin ha decidido que ya que hacía una caja tan grande para el rey de su casita, qué mejor que añadir: cable óptico, cable miniUSB, cable jack 3’5 a RCA hembra, funda de lo que supongo que es pseudoterciopelo y los pertinentes manuales para el aparato. Y sí, aunque se me olvidó ponerlo en la fotografía, también viene acompañado de un sobre como su hermano pequeño, en el que esta vez hay una tabla de especificaciones del reproductor, en perfecto y delicioso chino, una guía rápida de uso y además otra de esas misteriosas tarjetas VIP. Seguiré investigando…

En cuanto al aparato en sí, en esta ocasión no hay nada de botones táctiles, si no un panel con cinco botones físicos que hacen las mismas funciones que en el 770, más o menos. Todo muy espartano, como es la apariencia del reproductor en sí: 115 mm de altura con la rueda para el volumen incluída y casi 70 de anchura, que no están mal, pero unos impresionantes 25 mm de grosor acompañados y 300 gramos de peso lo convierten en lo que coloquialmente se empieza ya a adentrar en el “territorio ladrillo”.

Al contrario que su hermano pequeño sí que dispone de salida de línea, compartida con una salida óptica, y además cuenta con una salida coaxial también. Es curioso que se utilice un puerto miniUSB en vez del microUSB que tan estandarizado está ya hoy en día, y también es curioso que el reproductor no se cargue con el mismo y requiera de un adaptador de corriente para ello, así como el botón de encendido/apagado que posee en la parte inferior:

Xuelin Xuelin

La rueda de volumen es totalmente analógica, como se aprecia en la foto, lo cual permite cambiar de volumen más rápidamente y una respuesta inmediata, además de poder usarla sin que se encienda la pantalla, pero es menos precisa que un cambio digital, y también puede causar problemas si el reproductor se lleva en el bolsillo.

En este caso el aparato no parece tener ninguna parte frágil, todo lo contrario: da la sensación de que al lanzarlo contra un tanque este último no saldría impune.

Por cierto, viene con unos tapones para las salidas que no estemos utilizando en ese momento, 2 en concreto, por lo que si pasamos de utilizar la salida de auriculares a la de línea podemos cambiar dicho tapón y así protegerlo del polvo y similares.

Manejabilidad

Xuelin

La interfaz del Xuelin 960 es exactamente la misma que la del 770, y su manejo es parecido, aunque los botones físicos en mi opinión están mejor distribuídos: avanzar y retroceder pista está posicionados de manera que actúan en los menús como unos botones de “arriba” y “abajo”, mientras que el central actúa como botón de confirmación y como reproducción/pausa (esta vez sí). Retroceso sólo cumple la función que indica su nombre, y menú hace las veces de “avance” mientras se está en el menú, y de “acceso rápido” durante una reproducción”.

Resulta extraño encontrarse con las mismas opciones en inglés que en el menú del 770, pero sin embargo ver una vez nos adentramos en los menús estos sí están en español, aunque no pueda acompañarlo de la palabra “perfecto” delante.

Funcionalidades

Xuelin

Al no cargar por USB, es lógico que el reproductor no se encienda una vez lo conectamos al PC, ni tampoco mantiene la opción des “carga y reproducción” cuando se ha conectado al ordenador, sólo puede utilizarse como unidad de almacenamiento masivo. También, al igual que su compañero de fatigas no posee opción USB DAC ni tampoco de la función USB OTG.

Compartiendo interfaz era de esperar que el comportamiento con los .flac+.cue sea exactamente el mismo que en el iHIFI 770, ni que tampoco permita la navegación por etiquetas, muestre carátulas o tenga la capacidad para reproducir sin pausas entre pistas, es decir, gapless. Tampoco muestra las carpetas de la memoria de forma alfabética correctamente, ordenándolas de una forma un tanto extraña.

Del mismo modo, tampoco se pueden usar los botones con la pantalla apagada, y esta se enciende pulsando el botón central. Una vez encendida, al no existir botón de bloqueo la única opción es esperar el tiempo necesario para que el reproductor apague automáticamente la pantalla y entre en modo de bloqueo.

Al igual que ocurría con el manejo del aparato, poco más hay que añadir que no se haya dicho ya hablando del Xuelin 770, aclarar tan sólo que la batería dura menos que la de este, llegando a duras penas a las 10 horas por lo que he podido ver en su uso durante estos días.

Sonido

El sonido del iHIFI 960 tiene una escena también muy amplia, como ocurre con el 770, pero en este caso tiene una respuesta más plana y con algo más de detalle, más cercano al nivel del iBasso DX90 y el FiiO X5 que al FiiO X3 o el iBasso DX50, como ocurre con el 770.

La separación instrumental es también muy buena, y el sonido es claro y nítido, aunque parece que en ocasiones es un poco más difuso que en X5 o el DX90.

En el tema Claro de Luna las notas más agudas por ejemplo llegan “más alto” que en el 770, con un impacto y soltura excelentes, pero sin embargo no se hacen estridentes como sí que puede pasar con su hermano, seguramente porque llega con más facilidad. Es igualmente muy rápido y resuelve toda la pieza con una facilidad notoria, pero no hay nada que sobresalga del sitio, la respuesta es bastante neutral.

En Money for Nothing el subgrave está presente pero muy controlado, y el cencerro se vuelve a notar muy bien gracias a la separación instrumental. La escena lo vuelve a dejar todo muy aireado, y el inicio del tema es muy satisfactorio, diría que resuelve mejor las dinámicas que el Xuelin 770.

Con el tema The Moon se nota de una forma espectacular la cuerda del contrabajo temblando con cada pulsación, como ocurre en el DX90 y aún más en el X5, y de nuevo la amplísima escena de la que hacen gala estos Xuelin le proporciona un eco y espacio a la voz de Patricia Barber que es puro goce.

Comparando el comportamiento del 960 con el del 770 en el tema de Hirofumi Murasaki, el bajo es protagonista igualmente pero estña muy equilibrado, no destaca por encima de los otros y aún así se percibe perfectamente y marca el ritmo de la canción de forma sublime. Las maracas se perciben mejor que en la mayoría de los repros, yo diría que al nivel una vez más del X5 y el DX90, no se pierden en el fondo en los pasajes más complejos como sí que le pasa en parte al pequeñín de los Xuelin.

La salida de línea del iHIFI 960 es muy potente, cercana al máximo de potencia que da la salida de auriculares, y no es regulable, pero su sonido es extraño, muy diferente al de la señal amplificada, sin prácticamente nada de graves y los agudos también recortados, sin embargo al conectarlo a un amplificador portátil como pueda ser el FiiO E11K el resultado es un sonido muy bueno, similar al de la salida de auriculares, quizá con menos escena pero sin embargo me da la sensación de que tiene más separación instrumental, además de obviamente más pegada.

No he oído nada de hiss de fondo ni con auriculares muy sensibles, pero sin embargo al encenderse y sobre todo apagarse hay un clarísimo *pop*, mucho más notorio que en cualquiera de los reproductores que se han visto en esta comparativa.

Sobre la potencia, tiene más que su compañero, el iHIFI 770, pero queda atrás de reproductores como el FiiO X3 e iBasso DX50, lo que resulta extraño viendo el tamaño del aparato; cuando le conectas unos auriculares y giras la rueda del volumen te impone mucho porque da la sensación de que como te pases de rosca (nunca mejor dicho) puede ser un festival del dolor auditivo, y sin embargo nada más lejos de la realidad, mueve bien auriculares como los SoundMAGIC HP200 que se ha utilizado en la comparativa, pero no con tanta soltura o facilidad como la mayoría de reproductores, y con otros más exigentes tendrá problemas.

Conclusiones

El iHIFI 960 es un reproductor con un sonido muy bueno, pero su tamaño y su también relativa poca potencia pueden ser un gran hándicap para muchos teniendo en cuenta su precio de 330€.

Aquellos que busquen un perfil de sonido relajado, aireado, con mucho detalle y muchísima escena y separación instrumental, y que les parezca que el DX90 tiene demasiada “garra” o que el X5 es demasiado “brillante”, encontrarán en este reproductor lo que buscan, siempre que sus contras no sean algo que les suponga un obstáculo.

Y con esto llegamos al final de esta comparativa amiguitos. Espero que hayáis disfrutado leyéndolo, ¡nos vemos en siguientes artículos del blog!

¡A cuidarse y disfrutar de la música, que es lo que cuenta!

About the author

Miguel Ángel

View all posts

9 Comments

  • Hola amigos:
    muchas grácias por estas reviews tan interesantes y útiles.
    Tengo un Sansa Clip+ y estoy buscando un nuevo repro para subir de nivel; me atrae el Xuelin 770, especialmente por el buen sonido que se describe en casi todas las reviews, y una amplia escena sonora y separación de instrumentos. Mis auriculares son unos AKG 551, y escucho música clásica y un poco de jazz.
    En vuestra review decís que no ordena las carpetas por orden alfabético, ¿entonces, cómo lo hace? Por otro lado, comentáis que no lee flac 24/192, y solo WAV; tengo muchísimos archivos flac, y no sé si esto me puede perjudicar… si me podéis aclarar esto.
    Y para terminar, ¿cuál me aconsejáis más, el Xuelin 770 o el Fiio X3?
    Muchas grácias por vuestra atención… y un saludo.
    Josep.

    • ¡Buenas Josep!

      En los Xuelin el orden es un pelín raro: igual te sale el primero Alice Cooper y el siguiente es B. B. King pero luego te encuentras a Stevie Wonder y después de este viene Depeche Mode.

      Lo de los archivos flac, al menos por ahora si no te molestas en pasarlos todos a WAV pues no podrás reproducir los que sean 24/192 (no tendrás pérdidas al ser los flac en resumen WAV comprimidos, pero puede resultar un rollo tener que hacer la conversión de toda la música que vayas a pasar).

      En cuanto a si elegir el X3 o el 770, depende de tus preferencias: el X3 tiene mucha más potencia (ideal para mover los AKG y auriculares más potentes con reservas de sobra) y el sonido es quizás un pelín más neutro, pero si la escena es sumamente importante para ti igual la puedes echar un poco de menos con el FiiO, aunque ya te digo, no resulta agobiante ni empelotonado en absoluto, sólo que se nota “pequeño”, más como estar en una sala de estudio o en un local pequeño que en un gran concierto.

      ¡Un saludo, y gracias a ti por leernos!

  • Acabo de adquirir en vuestra tienda el xuelin i-hifi 960. Me encanta como suena, pero ¿existe alguna posibilidad de que en alguna actualización de firmware pueda reproducir ALAC?

    • Buenas Joaquín.

      Es bastante poco probable, dado que el reproductor ya tiene bastante tiempo en el mercado y todavía no lo han hecho, amén de que la última actualización del firmware fue hace ya mucho.

      Poder se podría, pero en Xuelin no parecen estar por la labor.

      Un saludo.

  • Adquirí hace poco el Xuelin ihifi 960. Estoy muy contento con la calidad del sonido, se nota la separación entre instrumentos, aunque hecho en falta un poco más de potencia. No soy muy partidario de los auriculares in ear (por razones de comodidad) pero me gustaría saber qué auriculares (in ear) irían bien con este reproductor sin hacer un gran desembolso, estaba pensando en unos hifiman r-300 o 400 o algún soundmagic.

    gracias

    • ¡Hola Joaquín!

      Los Hifiman RE-400 que barajas son una muy buena opción, son auriculares muy neutros y detallados con un sonido que tiene un toque cálido y relajado, me parece que harán muy buena pareja. Si buscas algo con más pegada en graves tienes los SoundMAGIC E50, por ejemplo.

      Principalmente depende del perfil sonoro que busques, el auricular es a fin de cuentas el que te va a llevar el sonido a tus oidos. Estos días estoy publicando una serie de artículos en el blog hablando de recomendaciones de auriculares por rango de precios y según el estilo de música/perfil sonoro que se busca, y he empezado precisamente por IEM, así que si quieres puedes echarle un vistazo a ver si eso te aclara más las ideas; hoy si no hay problema publicaré las recomendaciones del rango de 100€, así que puede venirte que ni pintado =)

      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *