Qué es música FLAC. Calidad musical y formatos.

Qué es música FLAC

Yo tampoco sé qué es música FLAC

Qué es música FLAC?

Cuando empiezas a escuchar música con unos auriculares o altavoces con cierta calidad, es bastante usual encontrarte con que la calidad de los archivos que utilizas para ello no es la adecuada, e incluso puede ser directamente algo que vaya en contra del disfrute musical (en vez de justo lo contrario, que es lo que debería ser).

Hoy vamos a hablar sobre esto, la calidad musical de los archivos de audio, los formatos que se utilizan y, dentro de esto, las sempiternas preguntas: “¿qué es música FLAC?”, “¿cómo puedo mejorar la calidad de mi música?”, “oigaustéh, ¿qué es eso de los diferentes formatos de música?” “¿formatos lossless? ¿eso es algún nuevo tipo de dieta veganocuántica?”

Po vamoh allá:

 

 

¿Audio comprimido con y sin pérdidas?

 

Aunque pueda parecer contradictorio, sí, existe audio comprimido tanto CON como SIN pérdidas.

zococity.es-que-es-musica-flac-mande

¿Mandéeeee?

Vale, vale, vamos a ir por partes y empezar por lo básico, ¿qué napias es eso de “audio comprimido”? Cuando hablamos de audio sin comprimir, nos referimos a que se trata del archivo de audio tal cual sale del estudio o conforme viene en el CD. Por lo general, estamos hablando de archivos WAV en este caso, y claro, ocupan lo suyo dentro del disco duro. (Más adelante hablaremos sobre qué es música FLAC y qué supone en todo esto)

Cuando hablamos de audio comprimido, sin embargo, estamos haciendo referencia a archivos que de una forma u otra reducen el peso (tamaño) del archivo original, y aquí es donde podemos hacer la diferencia entre audio comprimido sin pérdidas y audio comprimido con pérdidas.

¿Qué quiere decir esto? Pues que el que no tiene pérdidas, aun pesando menos será una copia exacta del archivo de audio original, mientras que el que tiene pérdidas para reducir aún más el peso ha recortado parte de las frecuencias de sonido.

 

Para que nos hagamos una idea, la música comprimida sin pérdidas es como un archivo .zip/.rar/.7z, es exactamente lo mismo que el original pero con una compresión para reducir el tamaño. Digamos que es un contenedor de audio que tiene que “extraerse” cada vez que se escucha, función que realiza el reproductor de audio utilizado de forma totalmente inocua al usuario, y al tratarse de un archivo tal cual no hay ningún tipo de pérdida en el archivo, es una reproducción exacta. Aquí tenemos por ejemplo el qué es música FLAC, lo mismo que el archivo original pero con un tamaño algo más reducido.

La música con pérdidas, por su parte, es como una imagen jpg, se pierde información para reducir el tamaño, y cada vez que se guarde el archivo volveremos a perder información, corrompiéndolo cada vez más. Por suerte, este tipo de archivos permiten seleccionar la calidad a la que queremos comprimir la música, afectando tanto al tamaño como a la pérdida de información, llegando desde algo claramente audible en niveles muy bajos (si hablamos del formato mp3, 96kbps o menos), hasta niveles de pérdida en los que las diferencias son prácticamente imperceptibles o tan bajos que ni siquiera pueden escucharse (en mp3, 128 kbps para los primero y formatos superiores para lo siguiente).

 

zococity.es-que-es-musica-flac-mp3-vs-wav-1

Recorte visible de las frecuencias más altas en un MP3 a 320KBPS

 

zococity.es-que-es-musica-flac-mp3-vs-wav-2

La diferencia entre el original y un archivo MP3 a 96 Kbps es enorme, y se convierte en claramente audible

 

 

Audio con pérdidas: ¿se nota?

 

He hecho una comparación con el audio comprimido con pérdidas y el formato jpg, y esto puede llevar a confusión en caso de que nos lo tomemos como que las diferencias son evidentes a primera escucha, como ocurre al comparar una imagen PNG y otra JPG (bueno, en este caso, a primera vista), cuando esto no tiene por qué ser así.

Como también decía en ese ejemplo, al convertir un archivo de audio a un formato con pérdidas (como puede ser MP3, OGG, AAC o WMA, entre otros) tenemos la opción de elegir a qué calidad queremos guardar estos archivos, y es aquí donde reside el quid de la cuestión.

Cogiendo como ejemplo el archiconocido formato MP3, podemos encontrarnos con archivos que vayan a 96 o incluso 64 Kbps e inferior (Kilobytes por segundo, a mayor cantidad más información por segundo tendrá el archivo, y por tanto menos información del audio original ha desaparecido), pero también otros como 128, 192, 256 o 320 Kbps. Siempre siguiendo con el ejemplo del formato MP3, un archivo de bajo bitrate (96, 64, 32 kbps…) tendrá una calidad de sonido mediocre o directamente mala, y será en muchos casos evidente en la escucha que se ha perdido información. Un archivo con un bitrate de 128 kbps puede presentar diferencias audibles, pero en la mayoría de los casos será difícil detectarlo. Archivos con un bitrate superior, si están bien comprimidos y no ha ocurrido nada fuera de lo normal, lo más probable es que sean indistinguibles del archivo original, por lo que en principio tendremos música que nos hace el mismo papel que lo que es música FLAC o en cualquier otro formato sin pérdidas.

 

zococity.es-que-es-musica-flac-formatos

Formatos varios y opciones de selección de calidad de los mismos

 

Y además, no sólo de MP3 vive el audio comprimido con pérdidas, existen otros formatos que ya hemos mencionado y que en muchos casos hacen las cosas mejor. Tenemos por ejemplo el formato Ogg, posiblemente el mejor formato si queremos una copia lo más parecida a la original a costa de un tamaño algo mayor, AAC, muy eficiente con bajas tasas de bitrate y archivos de bajo peso o WMA, algo que podríamos dejar como un punto intermedio.

En definitiva, si tenemos un archivo con pérdidas pero su calidad es lo suficientemente alta y ha sido creado utilizando bien los códecs y herramientas para ello, no podremos distinguirlo de un archivo original o su copia comprimida sin pérdidas.

Se han hecho diversas pruebas ciegas entre lo que viene a ser un CD y archivos MP3, lo que es música FLAC y música MP3 y lo que son archivos con pérdida de diferentes calidades entre sí, y los resultados siempre son los mismos: no es posible distinguirlos sonoramente si la calidad es suficiente y está todo bien hecho. De hecho, uno mismo puede hacerlo perfectamente cogiendo uno de sus CD, grabar la misma canción en FLAC y en MP3, y hacer un test ABX en un reproductor como el Foobar.

 

 

Entonces, ¿para qué quiero audio sin pérdidas? ¿Qué es música FLAC? ¿Para qué me sirve?

 

 

Bueno, a pesar de todo, muchas veces vamos a necesitar volver a convertir un archivo a audio con pérdidas, o transformarlo en otro formato por los motivos que sean (compatibilidad, reducción de tamaño, modificar algún archivo de audio…), y si partimos de un archivo con pérdidas vamos a sufrir sí o sí un detrimento en la calidad que seguramente sea perceptible y, además, se convierte en algo irrecuperable.

Los archivos sin pérdida sirven para tener una base pura del audio, sin adulterar y sin ocupar lo mismo que el archivo original, y de esta forma tener siempre a mano una copia exacta de nuestra biblioteca musical o grabaciones de la que poder partir para lo que queramos o necesitemos.

Hoy en día, con la capacidad de almacenamiento de la que disponen los ordenadores o dispositivos de almacenamiento externo no es ninguna locura tener en el PC toda tu biblioeteca musical en el formato sin pérdidas como el que es la música FLAC, y a partir de ahí reconvertir dichos archivos a otros con pérdida para tus dispositivos portátiles u otros menesteres similares.

zococity.es-que-es-musica-flac-relax

“Total Relax con mis FLAC y mi música vintage”

 

 

Vale, así que me basta con tener mis archivos con un mínimo de calidad

 

Pues sí. Pero a la vez, no.

 

Espera, espera, no sigas apuñalándome, antes deja que te explique a qué me refiero, mientras paro la hemorragia.

Sí, la respuesta en principio es que con eso está cubierto el que puedas escuchar música de forma disfrutable, sin sufrir, pero tenemos el posible problema de que muchas veces la música que uno se descarga desde el ancho mundo del internete puede ser un archivo con pérdidas sacado de un archivo con pérdidas que se ha reconvertido de una anterior vez.

Es distinto cuando somos nosotros los que cogemos el CD, lo metemos en el ordenador y lo pasamos a un archivo que es música FLAC, música en Ogg, etc, ya que nos aseguramos de que todo se ha hecho conforme toca y que goza de la calidad suficiente para introducirlo en nuestro reproductor.

 

Por otro lado, hay otra cosa a tener en cuenta para asegurarse de que la calidad sonora es lo más óptima posible, y es algo que se suele pasar muy por alto ya que no resulta tan evidente como la calidad de los archivos en sí.

Estoy hablando de las diferencias que hay entre las diferentes ediciones de cada disco, y es que por contradictorio que pueda parecer, un mismo álbum puede sonar muy distinto (y mucho peor), según si estamos hablando de la primera edición que se publicó, de la que salió en Japón o en Villaberzas del Botijo, de si se trata de un “remaster 20 aniversario”, una edición remasterizada por el ingenierio de sonido Steve Hoffman o su homónimo Esteban Joéquemal, etc.

En muchas ocasiones, las reediciones actuales de muchos discos dejan mucho que desear ya que destrozan el sonido de la obra original, o por lo menos lo dejan a un nivel muy inferior en comparación a otras ediciones. Existe también el problema de que muchos álbumes recién salidos directamente tienen una grabación mediocre y no existe una versión más decente, gracias a las maravillas de la loudness war, entre otras cosas. Discos como Californication de Red Hot Chili Peppers o Death Magnetic de Metallica son utilizados de forma común como ejemplos de este problema, y presentan distorsión audible en su grabación.

zococity.es-que-es-musica-flac-loudness-war

Loudness War – Aumentando el volumen de las grabaciones y perdiendo con ello armónicos y rango dinámico

De todas formas, esto son sólo pinceladas sobre estos temas de los cuales se podría hablar de forma más extendida y concreta.

 

Lo que debe quedar claro además de saber qué es música FLAC para poder disfrutar de nuestra música conforme toca es que hay que asegurarse por un lado de que los archivos que tenemos son genuinos y no un archivo qué es música FLAC pero que en realidad viene originalmente de un MP3 a 128 kbps y ha sido pasado a este nuevo formato porque el que lo hizo pensaba que así mágicamente mejoraría la calidad del archivo, y por otro que disponemos de unos auriculares de un mínimo de calidad conectados a una fuente que cumpla también con lo básico.

Si además de eso, nos preocupamos por conseguir la edición que mejor suena, todavía mucho mejor. Para los interesados, una posible herramienta con la que filtrar ediciones diferentes es la página Dynamic Range Database, donde se clasifican una gran cantidad de discos según su rango dinámico para cada una las publicaciones del mismo.

zococity.es-que-es-musica-flac-rango-dinamico

Una muestra de las diferencias en el rango dinámico entre diferentes ediciones de un mismo disco

 

 

 

Os dejo con unos enlaces donde podéis escuchar archivos a varias calidades y en diferentes formatos para hacer una comparativa in situ y que podáis ver las diferencias de lo que es música FLAC:

 

Grabación de audio (lluvia) en diferentes formatos y calidades, y el audio residual que resulta de los archivos con pérdida de los mismos
Un enlace en MEGA con archivos de diferentes formatos a diferentes calidades para comparar
 
Test en Wikipedia OGG / MP3 / WAV a 48Kbps

5 Responses to Qué es música FLAC. Calidad musical y formatos.

  1. Cristopher dice:

    Yo soy coleccionista de música en formato FLAC, tengo mas de 1000 discos de reggaeton y cumbias, todo en FLAC, y el mejor programa para ripear discos originales es el Exact Audio Copy (EAC) ya que hace una copia 100% exacta del disco y sin errores de ningún tipo.

  2. […] –Modalidad Hifi: por 19,99€ escucharás tu música con la más amplia calidad CD y en formato FLAC. […]

  3. […] sabéis que siempre incidimos en la importancia de disfrutar del buen sonido, pues bien, en Voltra la calidad no es problema ya que reproduce formatos para todos los gustos […]

  4. […] apuestan por el. Fabricantes destinados a ofrecer productos cuya columna vertebral se centra en el sonido de alta fidelidad. Sin duda, todavía queda mucho camino por recorrer en la senda del multiroom pero España pelea […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.