Yamaha EPH-R22 negro

Más vistas


Yamaha EPH-R22

Auricular in ear compatible con smartphone

Elige una opción para ver la fecha de envío estimada

35,00€

* Campos Requeridos

Envío gratis
14 días de devolución
Teléfono gratuito
Garantía en España
Tienda en España

¿Tienes alguna duda?
960 622 670
Descripción

Escribir Tu Propia reseña

Vas a hacer una reseña para el producto: Yamaha EPH-R22

¿Cómo valoras este producto? *

  1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas
Producto
Calidad/Precio
Rapidez
Servicio

Revisiones de cliente

Son más de lo que parecen reseña por Montse Asensio Vizcaíno
Producto
Calidad/Precio
Rapidez
Servicio
Vengo utilizando toda mi vida auriculares Sony (primero de botón, luego internos), desde mi primer WALKMAN de cassette. ¿Por qué? Bien sencillo. Me encanta que los bajos se oigan potentes siempre y por lo tanto, necesito auriculares que me los resalten de por sí. Hasta los últimos Sony que tuve, unos años atrás. El sonido era maravilloso como siempre, pero últimamente dejan mucho que desear en el material utilizado en sus auriculares "asequibles" para aquellos que no podemos gastarnos casi 100 euros en unos auriculares porque simplemente, no podemos permitírnoslo. El cable se enredaba a la mínima al igual que con un simple roce se "rasgaba"; enseguida se empezó a resquebrajar la goma inferior que unía auricular y cable además de que se me perdió una de las almohadillas de silicona (que es la parte que se mete en la oreja) porque se desmontaban con un simple roce. Vamos, que cuando a mí unos auriculares me suelen durar AÑOS aún con uso intensivo, éstos últimos Sony apenas me han durado 1 o 2 y a regañadientes.

Así que dije BASTA y me animé a probar con otra marca. ¡Cuál fue mi grata sorpresa al descubrir esta magnífica web, además española, con expertos en todo lo relacionado con audio (además son un amor)! Conozco la marca Yamaha por sus preciosos pianos así como otros instrumentos musicales al igual que por sus también preciosas motos (bueno, esto último es la primera razón más bien :P ). Pues ahora puedo decir que me tiene enamorada también por sus auriculares. No os dejéis engañar por su simple apariencia, son mucho más bonitos, resistentes, prácticos y cómodos de lo que puede parecer en la foto.

Lo que resalta más de ellos son los diapasones característicos de Yamaha, simplemente preciosos. Además sus almohadillas internas son robustas (no se desmontan fácilmente) al mismo tiempo que comodísimas y suaves, pudiendo ajustar la talla más adecuada con las que vienen en una bolsita (las que vienen puestas de serie son la S). Incluso tienen dos posiciones para ponértelos en la oreja, lo cual los hace muy prácticos cuando cojo la bici. Aunque se coloquen de la forma habitual, si están bien encajados, cuesta que se caigan de la oreja. Incluye además un mando con el típico botón para usar en el móvil para dar al play, pausar, etc, además de micrófono para utilizar los auriculares de manos libres y un botón de ajustar volumen muy útil cuando estás hablando con alguien y no quieres quitarte los auriculares. El cable, a diferencia de la mayoría de auriculares de este tipo, es REDONDO, con lo cual NO SE ENREDA NADA además de ser muy resistente a los roces y a los tirones. Una maravilla, de verdad.

Sobre el sonido, bueno, estando toda la vida malacostumbrada a los potentes bajos de Sony, al principio se nota raro y diferente. Pero con un par de días de adaptación, el volumen adecuado (ni muy bajo ni muy alto) y el ecualizador ajustado correctamente para incrementar los graves, os puedo jurar que no echo nada de menos a mis viejos Sony. Los bajos rugen tremendamente bien en esta cosita tan pequeña. Se nota que en Yamaha cuidan hasta el más mínimo detalle en (casi) todo lo que hacen sin necesidad de vender sus productos más básicos a precios desorbitados. Volvería a comprarlos sin pensármelo dos veces, destacando además el excelente servicio de los chicos de Zococity, que aunque los auriculares tardaron unas semanas en llegar por falta de stock cuando los compré rebajados en enero, desde aquí me mantuvieron al tanto de todo mediante correo electrónico. El servicio al cliente también es algo que valoro muchísimo allá donde compro cualquier cosa.

Si he de poner un "pero" a los auriculares, el único que le pondría es que no estén en color azul característico Yamaha. Por lo demás, fantásticos en todo. (Publicado en 13/05/2017)

PRODUCTOS COMPLEMENTARIOS