(+34) 960 622 670
0

Tu cesta

No tiene artículos en su carrito de compras.

Yamaha NS-F330

Más vistas

Yamaha NS-F330

Precio Habitual: 598,00 €

Special Price 494,00 €

Calcula tu financiación con Cetelem

Short Description

Pareja de altavoces de suelo de 2 vías


* Campos Requeridos

Precio Habitual: 598,00 €

Special Price 494,00 €

Envío gratis

destinos nacionales

Garantía

2 años

Devolución garantizada

14 días

Asesoramos

960 622 670

Descripción

PRECIO POR PAREJA

Yamaha NS-F330, altavoces de suelo de 2 vías

Nuevo tweeter compatible de alta resolución y woofer de cono PMD. Unidad de bocinas de 2 vías y 3 bocinas que resalta las sutiles diferencias de audio con los últimos formatos de música.

Características principales

Nuevo tweeter de cúpula de aluminio de 3 cm (1 ”) compatible con fuentes de sonido de alta resolución

Cono de PMD con un historial probado. Un par de woofers de 13 cm (5 ”) producen una gama baja masiva y rica

La bocina única de la guía de onda controla la directividad del tweeter

La forma redondeada suprime las ondas estacionarias y su acabado de doble estructura fortalece el deflector frontal

Terminales de tornillo grandes enchapados en oro con conectividad de dos cables

El deflector frontal tiene un acabado de piano en espejo negro o blanco

Hermosos paneles laterales negros con una elegante forma redonda

Especificaciones técnicas

  • Tipo: Altavoces de pie con reflejo de bajos de 2 vías
  • Woofers: Doble cono de 13cm (5 ”)
  • Tweeter: Cúpula de aluminio de 3 cm (1 ”)
  • Respuesta de frecuencia: 40 Hz – 45 kHz
  • Potencia de entrada nominal: 50 W
  • Potencia de entrada máxima: 200W
  • Sensibilidad: 89 dB / 2.83 V / 1 m
  • Frecuencias de Crossover: 3.2 kHz
  • Dimensiones (W x H x D): 202 x 950 x 297 mm; 8 "x 37-3 / 8" x 11-3 / 4 "
  • Peso: 18,2 kg

Reseñas

Revisiones de cliente

Sorprendente precisión y calidad reseña por Jordi A
Producto
Calidad/Precio
Rapidez
Servicio
No soy muy dado a hacer revisiones, quizá porque intento que sean lo más ajustadas posible a mis percepciones y por eso me lleva mucho tiempo hacerlas. Así que plasmo aquí mi intento con estos espectaculares Yamaha NS-F330. Siempre he creído que Yamaha, cuando fabrica altavoces tiene como bandera la precisión casi quirúrgica del sonido antes que la calidez como marca de la casa. Y en definitiva estos altavoces siguen en esta misma línea.

Lo primero que sorprende nada más empezarlos a escuchar es la respuesta de los agudos. Efectivamente en la publicidad no engañan, su cono de 1'' de aluminio abrillanta el sonido, haciendo destellar los agudos más altos y aportando una sensación de precisión casi cristalina. Al escucharlos, queda claro que es parte del alma de estos altavoces. Queda patente que son perfectos para mostrarnos cualquier sutileza en audio de alta resolución, y la música electrónica o que incorpore sonido de sintetizadores de algún tipo, o con mucha percusión en agudos, se disfruta mucho en ese sentido. Pero son tan precisos que reproducirán cualquier ruido digital introducido por malas compresiones. Buenos para escuchar audio sin (o con baja) compresión, pero para el resto, incluído antiguas grabaciones antes de la era digital, suenan quizá demasiado "secos", probablemente por tener unos medios no tan fantásticos como los agudos.

En ese sentido, quizá su punto más débil esté en las frecuencias medias o medias-bajas que van de acompañamiento en la música que está sonando. No se entienda mal, son sobradamente satisfactorios para unos altavoces de este precio, pero en conjunto estas frecuencias se ven algo deslucidas por la gran definición y separación que tienen los agudos cuando están en segundo plano. A medida que los medios se van cargando de instrumentos, los instrumentos que están en un segundo plano se emborronan un poco y pierden la definición necesaria para mostrarnos claramente todo lo que está sucediendo a la vez en ese rango. Por ejemplo, un bajo eléctrico en sus notas medias/altas, queda un poco distante y pierde algo de presencia y profundiad con respecto al conjunto.

Aunque no por ello resuelve mal los instrumentos que deben destacar cuando hay muchos elementos sonando a la vez. Nada más lejos de la realidad. Por ejemplo, escuchando música orquestal, donde intervienen docenas de instrumentos, estos altavoces son muy capaces de hacer sonar con brío, naturalidad y potencia aquellos que deben destacar en cada momento y la mayoría de su acompañamiento. Indudablemente además sigue siendo muy remarcable su buen comportamiento en frecuencias medias con solos o música con poca instrumentación. Los pianos suenan cristalinos, así como las guitarras acústicas, y los instrumentos de cuerda frotada, parece que estén delante mismo. Especialmente todos aquellos instrumentos cuyas frecuencias puedan ser acompañadas por el tweetter anteriormente mencionado. ¿Qué instrumentos cubren rangos medios que suelen destacar por encima de los demás con sonido brillante? Efectivamente, viento metal (trompetas, tubas, trombones, etc.) son espectacularmente realistas, especialmente en las notas más altas. En cuanto a las voces (y coros), estos altavoces son capaces de reproducir muy bien las sutilezas en cualquier tipo de canto, y si hay dos o más intérpretes a la vez, hacen que se complementen muy bien. Si pecara por algo en este aspecto, es por sonar levemente sintéticas.

A medida que vamos bajando en frecuencias para ver hasta dónde llegan, y cuando parece que a partir de ahí nada nos va a sorprender, de pronto nos impacta un grave profundo y contundente desde la parte más honda, con mucha decisión y solidez, especialmente cálido cuando se escucha música. En las especificaciones indica que su mínimo son 40 Hz, pero los he estirado a los 30 Hz y aún pretenden responder un poco más abajo. Se percibe que, en este tipo de respuesta de graves, han buscado dar más espectacularidad al sonido más cinematográfico para conseguir explosiones más impactantes. Son tan directos que responden con celeridad y definición a música con alta carga en graves, de cualquier tipo. Si se oye percusión contundente (tal como grandes bombos o timbales) parecerá que están ahí mismo, y mostrarán su sonido de forma directa, alta y clara, sin resonancias desagradables, con profundidad, y sin mostrar fatiga por mucha carga que tengan en las frecuencias superiores. Aún así, tal y como decía antes, para las frecuencias medias-bajas,

Por lo general, parecen altavoces diseñados para el visionado de cine, música electrónica, música clásica (o jazz y de instrumentación similar), y cualquier combinación entre ellos. En ese sentido, son capaces de manejar muy bien los instrumentos protagonistas al mismo tiempo que siguen entregando infatigablemente potencia y decisión en las frecuencias más altas o bajas sin sacrificar ápice de detalle en ellas. Con ello, destaca su puesta en escena, ámplia y abierta, haciendo sentir la sala más grande de lo que realmente es. Personalmente disfruto mucho el visionado de cine con banda sonora orquestal/electrónica, que afortunadamente es la mayoría. Y aunque en alguna review he leído que estos altavoces son muy "musicales", cogería con muchas reservas esta categorización, ya que sí, se disfrutan mucho oyendo los detalles de música clásica, electrónica o música con poca instrumentación, pero yo no los compraría para escuchar música pop/rock habitualmente, por ejemplo, ni tampoco mi primera opción para música grabada antes de existir soportes digitales (¿hace 30 años?) precisamente por no incorporar tanto detalle en los agudos. Y no es que hagan un mal trabajo (nada más lejos de la realidad), pero seguramente haya algún otro fabricante que le dé algo más de gracia y sabor a ese tipo de música y sonido.

Sobre mi setup, los he probado con un receptor Yamaha RX-V673, en configuración de bi-amplificación, y sus altavoces "primos hermanos" de home cinema, los Yamaha NS-333 de estantería y el central NS-C444. Queda patente que los NS-F330 son el alma del conjunto, incluso para las voces, donde pensaba que el central destacaría por encima de ellos, y por contra, a su lado, suena algo acartonado a pesar de tener los mismos conos.

Indudablemente Yamaha destila ADN de música clásica. Quizá sea debido a su tradición en este ámbito, pero a la vez demuestra sobradamente que es capaz de resolver de forma brillante el sonido electrónico más actual y su capacidad para crear la escena que requiere un buen cine en casa. ¿Valen lo que cuestan? Sí, sobradamente, se nota el "savor-faire" de Yamaha en gamas más altas. Si tus gustos se adecuan a las fortalezas que he citado aquí, puedes ir a por ellos con mucha tranquilidad. Cuando recibas las cajas y veas el cariño con el que los altavoces están envueltos, te darás cuenta de por qué dicen que Yamaha sabe hacer las cosas bien.

Un saludo, y especialmente un abrazo a Zococity por su perfecta gestión y atención al pedido, que llegó antes de lo esperado a casa y sin ningún problema. (Publicado en 16/03/2020)

Escribir Tu Propia reseña

Vas a hacer una reseña para el producto: Yamaha NS-F330

¿Cómo valoras este producto? *

  1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas
Producto
Calidad/Precio
Rapidez
Servicio

Preguntas



Aún no existen preguntas. Sea el primero en realizar una pregunta.