Zococity - Junio 2022

Quiero unos altavoces. ¿Monitores o columnas?

Los avances tecnológicos no han hecho más que mejorar el rendimiento de los dispositivos de sonido, y en lo que respecta a los auriculares, uno de los hitos más sonados de los últimos años ha sido la cancelación activa del ruido.

Es un término que se emplea normalmente como reclamo, pero muchos que todavía no han probado las bondades de esta tecnología no entienden el alcance que tiene porque, en realidad, no saben qué es la cancelación de ruido. Si eres de estos, atento porque vamos a hacer un repaso por los fundamentos básicos de una tecnología que ha llegado para quedarse.

ANC o Cancelación Activa del Ruido: qué es y cómo marca la diferencia

La Cancelación Activa del Ruido, a la que los fabricantes normalmente se refieren como ANC por sus siglas en inglés (Active Noise Cancellation), es una tecnología que, mediante la emisión de ondas de baja frecuencia imperceptibles para el oído humano, amortiguan el sonido del exterior y crean una sensación de inmersión al anular el ruido ambiental.

Esta tecnología funciona tanto en espacios exteriores como interiores, haciendo que nada ni nadie interrumpa los momentos más emocionantes de una pista de música o de un diálogo en una serie o película.

En realidad, la cancelación de ruido se lleva a cabo mediante un proceso que se conoce como compensación de sonido. Funciona de la siguiente manera: el circuito de ANC que incorporan los auriculares detecta las ondas de sonido procedentes del exterior gracias a los micrófonos integrados.

Al recibirla, ese mismo circuito envía una señal de cancelación igual de intensa pero opuesta a los auriculares, lo que se traduce en un bloqueo de la señal procedente del exterior. Así funciona la compensación de sonido y permite anular la recepción de las ondas de sonido del exterior, aumentando la inmersión y permitiendo disfrutar de una experiencia más genuina y sin interferencias.


En comparación con unos auriculares convencionales que no integren esta tecnología, la experiencia cambia por completo. Mientras que al carecer de tecnología ANC los auriculares simplemente cuentan con el revestimiento de sus propias almohadillas para impedir la percepción de los sonidos del exterior, los auriculares con cancelación del ruido ofrecen una experiencia 100% auténtica al bloquear el sonido del exterior y ofrecer una experiencia mucho más auténtica.

En realidad, la tecnología ANC y, por ende, la compensación de sonido, se ejecutan de manera independiente en los canales izquierdo y derecho. Esto garantiza que el desempeño de esta tecnología sea óptimo, ya que al trabajar de manera autónoma en cada canal se garantiza un nivel de adaptación perfecto en función del nivel de intensidad de las señales del entorno.

A día de hoy, esta tecnología sigue perfeccionándose para lograr un bloqueo total de las señales de sonido con capacidad para interferir en la reproducción de los auriculares. Pero su eficacia ha sido más que contrastada, pudiendo reducir el nivel de ruido en más de 30 decibelios.

Cancelación de ruido fuera de casa: ¿es eficaz?

La cancelación activa del ruido es especialmente eficaz en casos en los que el ruido ambiental es monótono y de baja frecuencia. Motores de coches, ruidos de cafeterías o ventiladores de equipos electrónicos pueden ser bloqueados con un índice de eficacia muy elevado.

Por tanto, la respuesta a qué ofrece la cancelación activa del ruido es clara: una mejora sustancial en la experiencia de sonido durante la reproducción de música y pistas de audio. Aunque su implantación durante las conversaciones telefónicas no está del todo generalizada, se trabaja en este y otros frentes para hacer que la efectividad de esta tecnología se consolide y tenga aplicaciones más allá de la reproducción de pistas de música.

De lo que no cabe duda es de la eficacia de la cancelación activa del ruido. La ambivalencia del sistema ANC hace que proporcione buenos resultados tanto en entornos domésticos como en exteriores, lo que ha permitido la aplicación de esta tecnología en múltiples modelos de auricular.

Lo que algunos fabricantes han probado ha sido combinar la tecnología de cancelación activa del ruido con la tecnología de conformación de haces. Esta lo que hace es utilizar los micrófonos integrados en los auriculares para recoger nuestra voz con la máxima precisión posible, mejorando la experiencia durante las llamadas que se produzcan en espacios concurridos o especialmente ruidosos.

La eficacia de la tecnología de cancelación activa del ruido se basa en la interferencia destructiva de ondas, que se lleva a cabo mediante la superposición inversa de ondas de sonido que se emiten de forma antagónica pero simultánea para anular su percepción. El resultado es, por tanto, nulo. Al afectar a las señales que proceden del exterior, estas se bloquean de manera total o parcial y mejora la percepción de la señal que se emite por los canales de los auriculares, impidiendo que el ruido exterior afecte negativamente a la experiencia.

Cabe mencionar, por otro lado, que la tecnología ANC no es lo mismo que la cancelación pasiva del ruido. La cancelación pasiva no efectúa un bloqueo parcial o total de las señales de sonido procedentes del exterior, sino que se limita a atenuar la señal. En el sentido estricto de la palabra mitiga sus efectos, pero no cancela el ruido, aunque como la tecnología ANC no efectúa en algunas ocasiones un bloqueo total, lo más práctico ha sido denominar a la primera cancelación activa y a la segunda, cancelación pasiva.

Aunque ambos tipos de cancelación de ruido cumplen con su cometido, es la cancelación activa del ruido o ANC la que realmente logra bloquear las señales de sonido del exterior. Por tanto, si eres de los que busca una experiencia 100% inmersiva, lo mejor es optar por unos auriculares que cuenten con la tecnología ANC, que es la que más efectiva ha demostrado ser hasta el momento a la hora de aislar del ruido ambiental.

Más escuela Zococity.es