Aixa - Julio 2021

Audio portátil: los 3 imprescindibles para escuchar música en condiciones

El contexto tecnológico actual ha cambiado las reglas del juego. No muy lejos quedan aquellos años en los que escuchar el transistor era un ritual, o en los que el formato físico reinaba en las estanterías de cualquier hogar. Pero con la llegada de los smartphones, las múltiples plataformas de música en streaming, el valor de la conectividad inalámbrica, y por qué no decirlo, nuestras ganas de ahorrar espacio y no complicarnos en exceso, han hecho que la forma de escuchar música cambie, y evolucione hacia un uso más portátil siempre listo para acompañarte allá donde vayas. 

A continuación, te detallamos cuáles son los elementos imprescindibles en el campo del audio portátil, para que escuches tu música favorita en las mejores condiciones. 


Auriculares

Los auriculares son una de las piezas clave en esto del audio doméstico, y uno de los elementos que más peso tiene a la hora de obtener una buena experiencia sonora.

Por poner un ejemplo, los auriculares son al audio portátil lo que el centrocampista es al fútbol, el encargado de repartir el juego directamente a tus oídos, y de poner en valor las cualidades del resto del equipo.

Lo más importante a la hora de plantear la compra de unos auriculares es, en primer lugar, dejarte asesorar por profesionales como nuestro especialista en sonido Alex, y en segunda instancia, hacer una lista de tus necesidades: ¿Los quiero over-ear o in-ear? ¿Para rock o bandas sonoras? ¿Bluetooth sí o no? ¿Con cancelación de ruido o mejor resistentes al sudor? Aunque esta ristra de preguntas parecen superfluas, son las que te ayudarán a decidir si esos auriculares que tienes pensado adquirir son buenos para ti o no.

Así que si ya tienes claro que por fin quieres comprar unos auriculares que estén a la altura, te aconsejamos tener en cuenta lo siguiente: 

-Diseño: el diseño del auricular es imprescindible porque no solo influye en la comodidad o en la estética, sino también en lo más importante: el sonido. 

Según su diseño, los auriculares pueden ser in-ear o intraurales, que son los que entran directamente en el conducto auditivo y tienen unas dimensiones muy compactas. Tenemos también los llamados auriculares on-ear o supraurales, que se posan sobre la oreja pero no la recubren por completo, y dan a nuestra música un carácter más portátil. Y por último, los auriculares HiFi más conocidos como cascos, con un diseño que cubre por completo la oreja y nos adentra en los detalles de esos temas que nunca faltan en nuestras listas de reproducción.

A su vez, los auriculares pueden ser de diseño abierto con las copas totalmente descubiertas dejando pasar el sonido al exterior y por defecto al interior del auricular. También cerrados, con las copas del auricular completamente tapadas ayudando así al aislamiento pasivo del ruido. Y por último semi-abiertos, que es el híbrido entre los dos anteriores y puede ser útil para labores de producción musical, o para los que no se fían de aislarse por completo del ruido externo. 


Como ves, solo planteando qué tipo de diseño tendrán nuestros auriculares ya estamos respondiendo algunas de las preguntas que nos hacíamos unas líneas más arriba, puesto que decantarnos por un auricular según su forma, influirá en el dónde, el cuándo y el cómo utilizarlos. 

-Conectividad: el “boom” de la conectividad inalámbrica aterrizó hace muchos años en el mercado del audio con los primeros auriculares Bluetooth, y en la actualidad, se ha convertido en un requisito para muchos usuarios.

Los auriculares Bluetooth son una buena opción para quienes prefieren disfrutar de la experiencia del audio sin cables por medio y de paso, aprovechar los beneficios técnicos de los códecs de alta resolución siempre y cuando la fuente sonora acompañe, el uso de funciones como la cancelación de ruido activa, la comunicación con asistentes de voz o los controles táctiles, entre otros. 

Para los más puristas, la conectividad no es un problema porque el desarrollo de conexiones específicas para auriculares como las balanceadas de 2.5mm, 4.4mm o XLR, nos ofrecen una escucha dedicada, llena de detalles y de una mayor calidad que con la conexión estándar de 3.5mm. 


Aquí, se vuelve a equilibrar la balanza y la indecisión vuelve a sobrevalorar esas cabezas audiófilas. ¿Prefiero algo más portátil e inalámbrico o escucharé mis auriculares tranquilamente desde el sofá con un amplificador? En tu tejado queda la respuesta. 

-Género musical: nos llegan muchas consultas de escépticos que dudan de si escoger unos auriculares acordes al género musical que escuchan es lo correcto y nuestra respuesta siempre es la misma, sí.

Hay auriculares con más carga en graves, otros que enfatizan más los agudos y otros tantos que destacan por su equilibrio. Con lo cual y como puedes leer, se abren muchos horizontes de cara a elegirlos en función de si somos más de escuchar rock, electrónica, música clásica o jazz. 


2. Fuente sonora: Reproductores Hi-Res 

Siguiendo con la analogía futbolística, la fuente sonora es el defensa central que evita que los rivales pasen y se cuelen en nuestra área para que la mala calidad del sonido o las interferencias nos metan gol, porque en la escucha musical, la fuente sonora es otro de los elementos imprescindibles para que la experiencia sea perfecta. 

-Reproductores Hi-Res: la evolución de los reproductores mp3 ha dado tanto de sí a lo largo de estos años, que ya podemos encontrar en el mercado auténticas máquinas de dimensiones compactas, capaces de alcanzar cifras de potencia considerables y que pueden con los auriculares más exigentes. No obstante y como en todo, te recomendamos adentrarte en el “mundillo” Hi-Res a tu ritmo y según tu presupuesto.

Pero, ¿De verdad es necesario un dispositivo más?, ¿Qué tiene un reproductor Hi-Res que no tenga mi móvil? Pues un DAP (Digital Audio Player) se diferencia de un smartphone porque cuenta con componentes diseñados exclusivamente para la escucha de música como un DAC (Convertidor Digital/Analógico) que se encarga de transformar la señal digital en analógica para que nuestros oídos puedan interpretar las ondas sonoras, y una etapa de amplificación cuya misión es dotar de potencia esas ondas, para ajustar el volumen a nuestro gusto y a las condiciones de nuestros auriculares.

A eso y conforme vamos subiendo en gama, le podemos añadir una conectividad más extensa como el Bluetooth y los códecs de alta resolución sin pérdidas como aptX HD o el LDAC. Muchos reproductores Hi-Res integran sistemas operativos propios y de terceros como el archiconocido Android, para garantizar la compatibilidad con plataformas de música en streaming y resto de apps de gestión musical.

Con todo y gracias a los procesadores, chips, compatibilidad con formatos sin pérdidas, diseño de interfaz, y más funciones, un reproductor nos permitirá obtener la fluidez de un móvil y la calidad de un equipo HiFi en formato compacto. 


3. Formato de audio y plataformas de streaming

Los formatos de audio y las plataformas de streaming son los encargados de rematar y meter el gol definitivo que te hará alcanzar la gloria en el partido del audio portátil, y que merece la pena conocer antes de realizar una inversión en el equipo. 

La definición más sencilla de formato de audio, es su funcionamiento como contenedor multimedia encargado de guardar la información de un archivo de audio.

Los formatos están divididos en varios grupos, pero una de las claves del reproductor Hi-Res es su capacidad para decodificar los llamados formatos sin pérdida como el FLAC o el WMA e incluso los de ultra-alta resolución como el DSD o el PCM, aunque si prefieres que el archivo en cuestión ocupe un poco menos en la memoria de tu reproductor, puedes optar por un .MP3 320kbps y también obtendrás buenos resultados a oído.

Los beneficios de los formatos sin pérdida radican en el nivel de detalle y calidad de la pista que estás escuchando, aunque debes ser lo suficientemente avispado para no caer en estrategias de marketing explotadas por los fabricantes, y a base de pruebas, ser capaz de encontrar el formato que mejor se adapte a la memoria disponible en tu DAP y el que consideres que es bueno para ti. Otra de las vías que más triunfan actualmente a la hora de escuchar música, es el uso de plataformas de streaming como Spotify, TIDAL, Apple Music o Amazon Music entre otras.

Si bien es cierto que todas estas aplicaciones cuentan con versiones gratuitas limitadas, lo mejor para aprovechar tu reproductor Hi-Res, es acceder a las suscripciones premium que además de poder tener más catálogo de música, lograrás una calidad de escucha mucho mayor que en la versión “free” y funciones que animarán tu día a día y el uso del reproductor. Especialmente recomendable es TIDAL con su versión HiFi si lo que buscas es alta resolución de la forma más cómoda. 


4. ¿Cómo destino mi presupuesto?

Una vez detallados los que para mí, son los 3 elementos clave para lograr un equipo redondo y portátil, debemos reparar en la inversión total y en cómo destinar el presupuesto para cada uno de ellos.

Muchos usuarios opinan que lo más importante es el reproductor, sin embargo, nuestra recomendación es que el groso de tu presupuesto lo emplees en la compra de unos buenos auriculares que te respondan a todas las preguntas que hemos planteado anteriormente sobre el género musical, el diseño, la conectividad, etc.

Un buen auricular te permitirá sumergirte por completo en los detalles de tu música favorita y será la columna vertebral del resto del equipo, que por supuesto, debe ir en consonancia con ellos. Por ejemplo, no tendría ningún sentido adquirir unos Hifiman Ananda que rondan los 1000€ si los vamos a emparejar con un reproductor que no llegue a los 100€. Así que como en todo, lo más importante es encontrar el equilibrio.

Hemos comentado que el reproductor también es muy importante para entender qué es eso del HiFi y la alta resolución, así que una vez tengas los auriculares que deseas, anímate a ver análisis sobre reproductores Hi-Res, y lánzate a por el que más te guste teniendo en cuenta aspectos como el uso que le vayas a dar, el tamaño, la conectividad y el resto de funciones adicionales.

Por último y como citaba unas líneas más arriba, si no optas por descargar música en formatos sin pérdida, invierte en la suscripción premium a una plataforma de streaming que te permita exprimir al máximo todo el dinero invertido en tu particular cofre del tesoro de audio portátil.

Como siempre, nuestros especialistas están a tu disposición para resolver todas tus dudas y consultas, y asesorarte en todo lo que necesites. ¡Nos volvemos a leer en próximos post!

Más escuela Zococity.es