20 de January 2023

¿Qué es la ecualización de sonido y para qué sirve?

¿Qué es un procesador de sonido y qué tipos hay?

¿Qué es la ecualización de sonido y para qué sirve? La ecualización de sonido es una función imprescindible en los dispositivos de audio para poder disfrutar de música de calidad. Esta te permite manipular el tono o timbre curando de esta forma las imperfecciones en el audio y acentuando las partes buenas. ¿Quieres saber más sobre la ecualización del sonido? En este artículo respondemos a qué es la ecualización y analizamos cómo lograr la ecualización perfecta, entre otras. ¡Te recomendamos que sigas leyendo para saber más!

Qué es la ecualización de sonido

La ecualización de sonido o EQ, como es conocida de manera abreviada, es una forma básica de procesar el audio, lo que nos permite ajustar los niveles del volumen a una sola frecuencia o a un rango de frecuencias de un sonido o señal de audio específicas. Las frecuencias en el sonido, o frecuencias de las ondas sonoras, son las que nos permiten escuchar un determinado tono u otro. El oído humano es capaz de percibir un amplio rango de frecuencias que va desde los 20 Hz hasta los 20.000 Hz —aunque es muy inferior al de los perros a nivel de agudos, ya que va desde los 10.000 a los 50.000Hz y son capaces de escuchar a una distancia de hasta cuatro veces superior a la que lo hacen los seres humanos—. Dependiendo de los rangos de frecuencia que el ser humano puede escuchar, nuestro oído percibirá unos tonos u otros. Hay que tener en cuenta, además, que el sonido se divide siempre en dos partes: la frecuencia —que, como decíamos, equivale al tono que escuchamos—, pero también en la intensidad —que tiene que ver con el volumen—.



La ecualización del sonido permite realizar una manipulación del tono o timbre de un sonido y curar así sus imperfecciones o acentuar sus aspectos positivos. Como indicábamos se trata de una forma de procesar el audio y comienza recortando las bandas de ecualización o frecuencias determinadas y aumentando las que suenan bien. De esta forma podemos conseguir una ecualización de sonido perfecta equilibrando los sonidos de manera que se compenetren a la perfección en la mezcla.

Tablas de ecualización

Los expertos o ingenieros del sonido dividen las bandas de ecualización en varios rangos, que son los que podemos observar en las tablas de ecualización y nos ayudan a identificar si estamos ante graves, medios o agudos. Hay que tener en cuenta que el oído humano puede escuchar un rango de ondas de sonido que va desde los 20 Hz hasta los 20.000 Hz. La división del espectro de frecuencias queda de la siguiente manera:


-Subgraves (20-60 Hz): Son las frecuencias más bajas que puede escuchar el oído humano. Estas pueden escucharse, de manera general, en los subgraves o en los bombos súper bajos; ahora bien, se trata de frecuencias muy difíciles de captar —al menos de manera correcta— en dispositivos como altavoces sin subwoofers. En estos casos, la ecualización de sonido es fundamental para poder hacerlo.


-Medios bajos (60-250 Hz): Estas bandas de ecualización suelen proporcionar calidez y plenitud en la mezcla. Es el caso, por ejemplo, de los bajos, el bombo o las frecuencias más bajas de la guitarra, pero también de las voces, teclados de sonidos y sintetizadores.


-Medios (250-1.500 Hz): Como puedes imaginar por el nombre, esta frecuencia en cuestión se encuentra en el rango medio de audición del ser humano. Una ecualización perfecta en este caso te permitirá potenciar un instrumento y darle mayor presencia, aunque, ¡ojo!, si te excedes en el refuerzo puede llegar a saturar o resultar abrumador para quien escucha la pista.


-Medios altos (1.500-6.600 Hz): Son frecuencias que ayudan a dar una mayor claridad a los sonidos, además de presencia —como en el caso anterior—. Al ecualizar, en este caso, hay que tener cuidado también de no saturar y dificultarla audición.


-Agudos (6.600-20.000 Hz): Por último, se encuentran los agudos que son las frecuencias más altas en las que, en términos profesionales, se encuentra el aire y el brillo. En estos rangos, al igual que ocurre en los bajos, se encuentran también una gran cantidad de ruidos, por lo que la ecualización suele resultar fundamental —sobre todo, cuando se trata de la ecualización de una pista de sonido—.

Procesador de sonido: Yamaha
Procesador de sonido: 1

Cómo lograr la ecualización perfecta


Lograr una ecualización perfecta depende del efecto que queramos lograr. Incrementar las bajas frecuencias, por ejemplo, nos permitirá saturar el sonido y reducirlas hará que se incrementen los armónicos —en el caso de los instrumentos—.Elegir entre un tipo de ecualización u otra depende, en estos casos, del efecto deseado. En el supuesto, por ejemplo, de incrementar las voces en tonos muy agudos (a partir de los 15.000 Hz) lo que se conseguirá es que estas sean muy brillantes (un sonido aéreo). Subir los sonidos basados en samples de instrumentos ayuda, por otro lado, a que estos resulten más reales. Para responder a cómo lograr una ecualización perfecta es fundamental hacer uso de un ecualizador.


Un ecualizador es un dispositivo o plugin que cuenta con varios controles gracias a los cuales es posible trabajar temas como los filtros, la pendiente, el Q Valor, la frecuencia y la ganancia. Los filtros forman parte de las herramientas más importantes del dispositivo para lograr una ecualización perfecta. Estos pueden ser de varios tipos:


-Filtro de paso alto: Es un filtro que se utiliza para recortar los graves. Es decir, filtra las frecuencias bajas, pero sin afectar a las altas.


-Filtro de paso bajo: El filtro de paso bajo, por el contrario, deja paso a las frecuencias bajas, pero recorta las altas —como su nombre indica—. Además, puede ser utilizado para retrasar los sonidos en una mezcla.


-Filtro de campana: Se utilizan para realzar o recortar frecuencias. Además, permite ajustar el número de frecuencias a los cuáles les afecta el filtro.


-Filtro de estante: O filtro de shelving. Permite aumentar o cortar todas las frecuencias por encima o por debajo de un punto específico que elijamos.- Filtro de muesca: Se utiliza para eliminar las frecuencias en un rango de frecuencia muy estrecho.

Ahora bien, hay una duda muy repetida a la hora de hablar de la ecualización y es si los ecualizadores vienen incluidos en los dispositivos de sonido o debemos realizarla nosotros/as mismos/as. Muchas de las cajas y sonidos suelen añadir graves o agudos a la pista para mejorarla y reproducir un sonido más agradable al oído, ahora bien, si lo que se desea es optar por una frecuencia plana, entonces lo más aconsejable son los altavoces de estudio. Pero si lo que quieres es perfeccionar todavía más el sonido, entonces te recomendamos que optes por un ecualizador de calidad que te permita realzar o acortar de manera ajustada frecuencias por encima o por debajo del ajuste de frecuencia deseado.

¿Qué es un procesador de sonido y qué tipos hay?

Últimos artículos

Características de los amplificadores integrados y por qué comprar uno

Características de los amplificadores integrados y por qué comprar uno

24 de January 2023
Escrito por Zococity SL
¿Qué es un amplificador integrado y para qué sirve? Te contamos todos los detalles de este dispositivo y su importancia dentro de un sistema de alta fidelidad.
Ver artículo
¿Qué es un reproductor de audio en red y para qué se utiliza?

¿Qué es un reproductor de audio en red y para qué se utiliza?

19 de January 2023
Escrito por Zococity SL
Los reproductores de audio en red se han convertido en un dispositivo imprescindible del sistema HiFi. Sus opciones de conectividad y la posibilidad de alojar tu biblioteca musical, permiten poner la guinda al pastel de la alta fidelidad. ¿Quieres saber más? ¡Descúbrelo todo sobre los receptores de audio en red!
Ver artículo
¿Qué es un procesador de sonido y qué tipos hay?

¿Qué es un procesador de sonido y qué tipos hay?

20 de January 2023
Escrito por Zococity SL
¿Qué es un procesador de sonido y qué tipos hay? ¡Descúbrelo ahora!
Ver artículo